Habrás oído hablar mil veces de su famosa universidad, pero ¿sabes qué visitar en Oxford? Descubre aquí sus lugares más emblemáticos.

Christ-Church-College
Christ Church College (Oxford).

¿La ciudad universitaria por excelencia o la ciudad de Harry Potter? Hoy en día no se sabe si los turistas visitan Oxford por sus maravillosos colleges o porque fue escenario de varias de las películas del joven mago británico. Sea cual sea la razón, tienes que visitar Oxford y te aseguro que no vas a poder evadirte de los guiños a Harry Potter ni vas a olvidar que te encuentras en uno de los lugares a los que estudiantes de todo el mundo aspiran a entrar.

Y es que, aunque ya hayas acabado tu carrera universitaria y no se te pase por la mente comenzar una nueva, solo imaginar vivir en una residencia como el Christ Church College o el Balliol College, te despierta el gusanillo de volver a coger los libros. Y eso que las visitas están muy limitadas para no molestar a los estudiantes y solo puedes acceder a algunas zonas de las residencias. De hecho, las bibliotecas están cerradas y el acceso a los comedores está prohibido en las horas del almuerzo. Y es que esta ciudad, ya sea verano o invierno, siempre está llena de estudiantes. Descubre cuáles son los principales lugares que visitar en Oxford, una ciudad que puedes conocer en una escapada a Londres, pues se haya muy cerca de la capital británica.

Christ Church College

Christ-Church-College
Christ Church College (Oxford).

Si hay un edificio que representa a Oxford ese es el Christ Chruch College. Eso sí, si quieres evitar largas colas o visitarlo rodeado de miles de personas, te recomiendo que este sea el primer lugar que visites de la ciudad. Además, está la opción de comprar la entrada por adelantado, con lo que te evitarás las colas que se forman casi una hora antes de la apertura. El otro inconveniente de esta fama es su precio, 10 libras por persona.

inglaterra-escocia-road-trip
Christ Church College (Oxford).

Además de contemplar la increíble fachada exterior y sus jardines, lo primero que te dejará con la boca abierta es su inmenso patio interior, el mayor de Oxford, conocido como el Tom Quad (Tom Quadrangle).

que-visitar-oxford
Hall Staircase del Christ Church College (Oxford).

Posteriormente, si eres un buen fan de Harry Potter no perderás la oportunidad de hacerte una fotografía en la Hall Staircase -Escalera del Salón- (donde la profesora McGonagall recibió por primera vez a los alumnos de la escuela de magia) y visitarás con más entusiasmo el Great Hall -Gran Salón-, donde comen los estudiantes todos los días, y que sirvió de inspiración para el comedor de Hogwarts, aunque fue recreado y rodado en un estudio.

que-visitar-oxford
Great Hall del Christ Church College (Oxford).

También se accede a la propia catedral del colegio, que llegó a ocupar parte del Tom Quad. En esta estancia, si tienes tiempo, ofrecen visitas guiadas en varios idiomas cada cierto tiempo para descubrir todos los detalles del lugar.

Balliol College

que-visitar-oxford
Balliol College (Oxford).

Aunque hay muchas residencias de estudiantes en Oxford y la mayoría de ellas están abiertas al público, no te puedes perder el Balliol College. Se trata del más antiguo de la ciudad y de los países anglosajones pues lleva abierto desde el año 1263. Las visitas a esta residencia están algo más limitadas por el uso de los estudiantes, pero solo con pasear por sus jardines interiores sientes que el conocimiento que se esconde tras sus paredes llega a ti. Desde luego, no puedo imaginar un lugar mejor para alojarme mientras estudio una carrera.

Balliol-College
Garden Quad del Balliol College (Oxford).

Aunque su patio principal, el Front Quad, no tenga unas dimensiones tan impresionantes como las del Christ Church College, lo compensa el cuidado de sus jardines, la frondosidad de los árboles o la variedad de preciosas flores que te rodean. No obstante, me quedo con otro más pequeño, el Garden Quad, que invita a sentarse en sus bancos y disfrutar de una buena lectura. Su comedor -el Hall– tampoco tiene nada que envidiar al de su homólogo y cenar allí tiene que ser una muy grata experiencia.

Además, es mucho más barato que el Christ Church College: las entradas cuestan tan solo cuatro libras por persona.

Bodleian Library y Radcliffe Camera

Para completar la visita a los principales edificios universitarios, tienes que meterte por el callejón St. Mary’s Passage, que sale de High Street, y descubrir la Bodleian Library -Biblioteca Bodeliana, también conocida como The Bod- y Radcliffe Camera -Red Cam.

Radcliffe-Camera
Radcliffe Camera (Oxford).

Esta última no se puede visitar por dentro, pero destaca la planta circular de un edificio que se asemeja más a una catedral que a un lugar que alberga salas de lectura para los estudiantes. En realidad, la Rad Cam es un edificio anexo y complementario de la biblioteca. De hecho, inicialmente albergó parte de la colección hoy ubicada en el otro complejo de edificios.

 Bodleian-Library
Old Schools Quadrangle de la Bodleian Library.

Para acceder a The Bod, una de las bibliotecas más antiguas de Europa y con una colección tan solo superada en el país por la de la British Library -la Biblioteca Británica-, tienes que dar la vuelta al edificio y llegar a la entrada principal, la Great Gate, aunque tiene otros cinco accesos. Allí, tendrás la opción de unirte a un grupo para realizar una visita más completa, aunque también puedes quedarte con la imagen del patio cuadrado central, el Old Schools Quadrangle, que da acceso al complejo.

University Church of St Mary the Virgin

que-visitar-oxford
University Church of St Mary the Virgin (Oxford).

Acceder a la University Church of St Mary the Virgin -no lo confundas con otra residencia pues es una iglesia- es totalmente gratuito, aunque la principal recomendación es que subas a la torre para contemplar una panorámica de la ciudad y eso tiene un precio: cinco libras por persona. Nosotros decidimos priorizar otras cosas, pero si tienes tiempo, las vistas tienen que ser maravillosas.

Bridge of Sights

que-visitar-oxford
Bridge of Sights (Oxford).

Finalizada la visita más cultural, llega el momento de hacer un poco de turismo algo más ligero. Para ello, dirígete al Bridge of Sights o Puente de los Suspiros, que une el antiguo patio interior del Hertford College con el nuevo, y recibe este nombre por su supuesto parecido con el de Venecia.

Si pasas por debajo de este puente, cuélate en el St. Helens Passage, un callejón que te lleva a la Turf Tavern, una de las tabernas más antiguas de la ciudad -data del siglo XIV-. Su primer nombre fue The Spotted Cow y allí se reunían los aficionados a las carreras de caballos. Este punto de encuentro fue evolucionando y hoy es visitado con frecuencia por estudiantes, turistas y hasta actores. Varios carteles colocados en la taberna afirman que dieron de beber a gran parte del reparto de las películas de Harry Potter.

Cornmarket Street

cornmarket
Edificios de la Cornmarket Street (Oxford).

Aunque es probable que ya hayas pasado por ella en varias ocasiones, tienes que dedicar un tiempo a recorrer la Cornmarket Street, la principal avenida de la ciudad. Aunque teóricamente abundaban los edificios antiguos, lo que yo me encontré fue una calle con algún edificio muy curioso y muchos otros convertidos en tiendas de souvenirs o grandes cadenas de ropa y alimentación.

Además, tanto en Cornmarket como en la otra principal avenida, High Street, y en otras calles más pequeñas, encontrarás cientos de tiendas dedicadas exclusivamente a artículos de Harry Potter. De hecho, hasta las tiendas de los propios colleges venden algunos de estos artículos.

compras-oxford
Covered Markt (Oxford).

En una calle perpendicular a Cornmarket, en Market Street, se encuentra el Covered Market, un mercado cubierto en el que los souvenirs más turísticos dejan paso a tiendas más originales y a algunas cafeterías con unos dulces muy apetecibles.

Consejos prácticos

¿Dónde alojarse?

Los bed and breakfast son la mejor opción en muchas de las ciudades británicas. Los precios son asequibles e incluyen el desayuno, el trato suele ser muy cercano y las habitaciones son cómodas. Nosotros optamos por The Sportsview Guest House, a unos 20 minutos andando del centro.

donde-dormir-oxford
The Sportsview Guest House (Oxford).

Este alojamiento consite en un par de casas adosadas donde las habitaciones se distribuyen en varias plantas (con las típicas empinadas escaleras de las viviendas británicas). El b&b tenía un pequeño espacio en el patio para dejar el coche y el desayuno estaba incluido. Al igual que en otros alojamientos de Reino Unido, además de ofrecerte un mini buffet con zumos, fruta y cereales, te hacen un desayuno a la carta: eliges entre varias opciones la que más te guste y te lo preparan en el momento.

¿Dónde comer?

Encontrarás muchos sitios para coger la comida y llevartela fuera del local y abundantes restaurantes. Nosotros seguimos la recomendación de otro blog y comimos en Vaults & Garden, un restaurante ubicado junto a la Biblioteca Bodleiana, que hace las veces de comedor para estudiantes.

Aunque es probable que te cueste conseguir mesa o encuentres cola, la relación calidad-precio es excelente. Hay varios platos del día anunciados en un menú a la entrada y pasas por una especie de buffet en el que el camarero te sirve. Las bebidas no están incluidas en el precio, pero hay jarras de agua disponibles para todo el mundo. No puedo decir que es uno de los restaurantes más exquisitos de Oxford, pero desde luego es una muy buena opción para recargar pilas antes de seguir pateando la ciudad.

donde-comer-oxford
Restaurante The Head of the River (Oxford).

Este restaurante cierra a las 18.00. Si decides cenar en la ciudad a una hora más española, te recomiendo The Head of the River. Es una especie de pub-restaurante ubicado a las orillas del río, por lo que si hace buen tiempo, el ambiente será perfecto. El menú no es muy abundante, pero tienen platos típicos de la cocina inglesa (probé un fish and chips vegetariano que sustituía el pescado por queso rebozado) y hamburguesas o sandwiches. Al igual que en el otro restaurante, tienes la opción de pedir jarras de agua sin recibir malas miradas -como ocurre en algunos lugares de España-, aunque los comensales de al lado seguramente estén degustando una gran cerveza. Además, de los camareros que vimos, dos de ellos eran españoles, así que el inglés no será un problema.

¿Cómo llegar al centro?

Aparcar en el centro de Oxford esta prohibido. No obstante, si llegas a la ciudad en coche existe una opción muy sencilla y que debería exportarse a otras muchas ciudades. De hecho, en Madrid ya hay algo parecido, los aparcamientos disuasorios. En Oxford, existen los llamados Park & Ride. Hay varios ubicados en los alrededores del centro y deberás consultar cuál te viene mejor en función de dónde te alojes o a dónde te dirijas.

El funcionamiento es muy fácil. Aparcas el coche y sacas un billete que te permite dejar allí el vehículo todo el día por tan solo dos libras. Además, estos aparcamientos tienen autobuses que te llevan al centro de la ciudad. Si eliges coger uno de ellos, lo más económico (si no viajas solo) es optar por el ticket familiar, que incluye el viaje de ida y vuelta al centro para dos adultos y tres niños por 6,8 libras. Aunque seáis tan solo dos personas, es mejor esta opción que pagar un billete individual, que cuesta 2,8 libras (ida y vuelta en el día).

Los autobuses salen con mucha frecuencia de estos aparcamientos y tienen varias paradas distribuidas por el centro. Lo esencial es saber en qué Park & Ride has dejado tu coche para coger luego el autobús adecuado.

El post no está patrocinado por ningún hotel ni restaurante. Todo son recomendaciones basadas en la prueba y error de mi propia experiencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *