Pocas certezas hay respecto al círculo de piedras más famoso del mundo, pero aquí tienes una pequeña guía para conocer un poco mejor Stonehenge.

stonehenge-guía
Stonehenge.

Un círculo de piedras en mitad de una gran explanada. Gigantes y pesados monolitos trasladados a un lugar concreto con una finalidad determinada. Stonehenge es aún un misterio por resolver. A pesar de todas las investigaciones que se han hecho, los descubrimientos e incluso las leyendas que lo rodean, no hay una teoría que explique cómo y por qué nació este lugar. Una razón más para que cada día atraiga a cientos de personas que visitan Reino Unido.

Situado a casi dos horas de Londres, en mitad de un tremendo descampado en el que las ovejas campan a sus anchas, mientras a unos cuantos kilómetros, los coches circulan sin pararse a pensarque  ante sus ojos se encuentra Stonehenge.

stonehenge-guía
Alineación de la salida y la puesta de sol (Stonehenge).

Hoy es un círculo de piedras bastante unidas entre sí, pero que están alineadas de tal forma que marcan la salida y puesta de sol durante el solsticio de invierno y de verano. Sin embargo, el Stonehenge que conocemos no es el original, o al menos eso intuyen los arqueólogos. Esta construcción, que comenzó hace alrededor de 5.000 años, ha evolucionado con el tiempo y poco tiene que ver con lo que ahora visitamos.

Aunque se desconocen exactamente los inicios y el porqué de esta construcción, ya en el periodo mesolítico hay constancia de que se cavaron fosos en esta zona sobre los que se habrían colocado algunos tótems. No obstante, lo que conocemos hoy como Stonehenge empezó a tomar forma en torno al año 3.000 AC, cuando se un construyó un terraplén y un foso circular, con unos 100 metros de diámetro. Entre ambos, se habrían cavado 56 hoyos, conocidos como los Aubrey Holes, sobre los que se cree que podrían haberse ubicado algunas piedras.

Alrededor de 500 años más tarde se coloraron los primeros monolitos en la zona. Se usaron dos tipos: las piedras sarsen (grandes bloques de arenisca) y otras más pequeñas, conocidas como bluestones (bloques de basalto azulado). Las primeras se situaron formando dos círculos concéntricos entre los cuales se colocaron las bluestones.

inglaterra-escocia-road-trip
Heel Stone.

Asimismo, se elevaron algunas piedras sarsen en lo que se consideraba la entrada al lugar así como las cuatro Stations Stones (o Piedra de las Estaciones) en los alrededores del lugar. También se colocó la Alter Stone (Piedra del Altar), como punto central del círculo, y se ubicaron la Slaughter Stone (Piedra del Sacrificio) y la Heel Stone (Piedra Talón), alineadas con la dirección de la salida y la puesta de sol. Dos o tres siglos más tardes, se reubicaron los monolitos y se creó la earthwork Avenue, un avenida que conectaba el complejo con el río Avon.

Hoy en día, poco queda del Stonehenge original, pues el círculo de piedras estuvo abandonado durante mucho tiempo. Además, algunos de los bloques han sido reparados o asentados en hormigón para garantizar la seguridad de los visitantes.

stonehenge-guía

Llanura que rodea Stonehenge.

Guía práctica: cómo y cuándo visitar el círculo de piedras

Lo primero que te digo es que el misterio y la belleza se paga. Stonehenge no es barato, es más, a mí me pareció excesivo, pero es un monumento que merece la pena visitar. Las entradas cuestan 19 libras por persona (algo menos para estudiantes, niños y mayores de 65 años).

Desde la web recomiendan comprar con antelación el ticket -de no hacerlo, creo que el precio sube- y avisan de que la última entrada es dos horas antes del cierre de las instalaciones, que depende de la estación del año. Asimismo, la entrada que compras es para una hora en concreto, por lo que no podrás presentarte en cualquier momento.

El precio de la entrada incluye el acceso a una exhibición en la que se narran los posibles orígenes de este círculo de piedras y se muestran algunas de las reliquias allí encontradas. Nada más salir de este edificio hay una reconstrucción de casas neolíticas donde podrían haber vivido los habitantes de la zona.

Posteriormente, dado que tienes que dejar el coche en un parking junto a las taquillas y el centro de interpretación, ubicados a una media hora andando de Stonehenge, la entrada incluye un autobús que te lleva hasta las piedras y te trae. Estos autobuses salen casi cada cinco minutos y en otros cinco te dejan en el monumento.

stonehenge-guía
Camino de entrada a Stonehenge.

Por último, la otra ventaja de pagar esas 19 libras es que puedes recorrer más cerca el círculo de piedras que, no obstante, no puedes tocar pues están rodeadas por una cuerda que te separa más de dos metros de distancia de ellas.

Si prefieres ahorrarte este dinero, puedes ver igualmente Stonehenge aunque tendrás que abonar el parking si llegas en coche (cinco libras) y hacer el camino a pie hasta las piedras. No obstante, en cualquiera de los casos, una vez visto el monumento principal hay varias rutas para conocer otros de los misterios que rodean el terreno de la zona como los túmulos o los primeros fosos de la época mesolítica.

Por último, con respecto a la hora para visitarlo, yo te recomendaría el atardecer. La luz incrementa aún más la magia del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *