Si tienes pensado hacer tu primera ruta en coche, necesitarás consejos para tu ‘road trip’: buscar los alojamientos, preparar muy bien la ruta o contratar un seguro de viaje será fundamental.

consejos-road-trip
Atardecer en Islandia.

He de reconocer que hace unos años, pensar en hacer un viaje en coche me parecía de lo más soporífero. Es más, soy de las que se sienta en el asiento del copiloto y puede pasarse todo el trayecto durmiendo. Sin embargo, en los último años, los destinos elegidos para mis viajes me han llevado a aficionarme a los road trips, pues era la única forma de conocer la zona sin limitaciones. Y he descubierto que además es una de las mejores maneras de conocer una región de verdad, sin quedarte solo con los lugares más emblemáticos.

Hasta ahora mi pareja y yo hemos hecho cuatro road trips y en breve partiremos hacia otro (si no sabes cuál es el destino, estate atento a mi cuenta de Instagram).  Empezamos con uno sencillo, por Navarra, País Vasco y una parte de los Pirineos. Meses después nos fuimos a Portugal, en una ruta que empezó en Lisboa y terminó en Santiago de Compostela. Un año después dimos el salto y nos adentramos en la fascinante Islandia y el año pasado, nos pasamos 15 días recorriendo Suecia, Noruega y Finlandia.

Todos estos viajes han tenido similitudes, aunque también hay grandes diferencias entre viajar por España a hacerlo por un país que no conoces. Aquí van unas cuantas consejos para tu road trip.

Coche propio sin temer al alquiler

Tanto la ruta por el norte de España como la de Portugal, la hicimos con nuestro coche, pero en Islandia y en los países nórdicos tuvimos que alquilar uno. En todas las ocasiones he optado por Europcar. Mi experiencia ha sido buena, aunque seguramente otras personas prefieran otras compañías de alquiler. En cualquier caso, en este tiempo hemos aprendido varias cosas, a base de prueba y error, que nos hubiera venido muy bien saber desde el principio.

Cuando reserves el coche desde Madrid, seguramente tendrás en cuenta la potencia, si es manual o automático y el tamaño, si sois dos o ya una familia. Con respecto a esto último, al llegar a Islandia nos dimos cuenta de que habíamos alquilado un coche perfecto para nuestras necesidades, un Golf, pero que las maletas (dos grandes) no cabían en el maletero.

consejos-road-trip
Islandia.

A pesar de todo, el año pasado optamos por el mismo modelo porque en ambos viajes íbamos a dejar el coche cargado en zonas tan solitarias que las posibilidades de que lo abrieran eran mínimas. Sin embargo, si tu road trip consiste en recorrer una serie de ciudades y vas a tener que dejar el coche aparcado en el centro de la ciudad, te recomiendo que les des una vuelta a tu equipaje o que busques un coche más grande.

El precio básico del alquiler de coche suele incluir un seguro a terceros. Nosotros no hemos elevado la prima aunque en Islandia nos advirtieron de que había una modalidad que cubría daños por tormentas de arena (habituales en ciertas zonas del país). Cruzo los dedos para que no necesitemos otra cosa, pero en ese sentido hemos sido bastante “arriesgados».

Además, en una de las oficinas nos comentaron que hay veces que si rozas el coche y tienes que pagar el arreglo, el seguro incluido en la tarjeta de crédito puede cubrir el gasto. No hemos comprobado si es cierto o no y espero seguir así.

En cualquier caso, nada más recoger el coche asegúrate de que no tiene ningún daño que la compañía no te haya notificado previamente. Y al devolverlo, acuérdate de llenar el depósito y guardar la factura. Una vez, ya de vuelta a España, me penalizaron porque decían que no lo había hecho y me bastó con enviar el recibo que lo justificaba para que me devolvieran la multa correspondiente. También revisa que no hay ningún daño y pide un resguardo de la compañía en el que ellos afirman que el coche está en perfectas condiciones.

consejos-road-trip
Carreteras en Islandia.

Por último, si hay varias personas que conducen, te recomiendo que contrates al menos un segundo conductor. El precio no se encarece demasiado y te asegura que si el conductor principal se pone malo o está cansado, la otra persona tendrá un seguro que le cubra los imprevistos.

Prepara la ruta con antelación

Hay personas que lo dejan todo al azar. A mí me gusta llevar las jornadas bien organizadas. Miro guías, leo blogs y consulto una y otra vez Google Maps, donde me creo mapas de los recorridos diarios. Tomo anotaciones de distancias y tiempos entre las distintas cosas que quiero ver. Puede que lo mío sea un poco excesivo, pero lo cierto es que si vas a recorrer una zona muy amplia, tendrás que elegir qué ves y qué dejas de ver en función del tiempo que tienes y de si has reservado los alojamientos para cada noche. Por ello te aconsejo que lleves organizado tu road trip.

guías-viaje-lonely-planet

Además, en países como Islandia o Noruega, Suecia y Finlandia, las distancias en kilómetros no tienen la misma equivalencia que en España en tiempo. Un trayecto de 30 kilómetros puede llevar una hora debido al tipo de carreteras: de tierra, con carriles muy estrechos o que atraviesen puertos de montaña. Todo ello te obligará a reducir la velocidad.

Contrata los alojamientos por adelantado

Hay personas que prefieren ir a la aventura, lo que te permite parar a dormir donde quieras y no limitar tus visitas a ciertos lugares. Sin embargo, los países nórdicos e Islandia son zonas muy de moda y con poca oferta de alojamiento, lo que puede hacer que si no llevas el hotel o la casa rural o granja contratada por adelantado, te encuentres sin habitación o la pagues a un precio desorbitado.

consejos-road-trip
Hotel en Noruega.

Llevarlo cogido desde casa, te obligará a recorrer distancias que a veces se harán demasiado largas o te impedirá ver ciertas cosas. Todo depende de qué tipo de viajero seas. Por otro lado, si vas en tienda de campaña, en los países del norte de Europa, prácticamente se puede acampar en cualquier lado, por lo que podrás viajar con total libertad.

Las latas y el fiambre, tus grandes aliados

Cuando haces un road trip en el que prima la naturaleza, te recomiendo que lleves comida de España. Además, los países que te he mencionado antes tienen unos precios desorbitados por lo que es mejor ir al super lo menos posible.

 

consejos-road-trip

En nuestros viajes, solemos llevar latas de atún, sardinas o mejillones, y si no viajas a una isla, el jamón serrano será tu mejor aliado. En teoría, si vuelas a un lugar como Islandia o Reino Unido, está prohibido llevarlo, al igual que el queso. En eso soy bastante conservadora y prefiero no tener problemas. Sé que la mayoría de las personas viaja con ello en la maleta y no tiene ningún contratiempos, pero yo prefiero ir a lo seguro.

También ten en cuenta que si las jornadas son muy largas, quizá llegues a tu destino a partir de las nueve de la noche y en Europa, las cocinas de los restaurantes no suelen estar abiertas hasta esas horas. En esos momentos, la comida que traigas de casa, será tu gran aliado.

Poco dinero en efectivo y tirar de tarjeta

Como en otras cosas, depende del país al que viajes. Hoy en día, prácticamente aceptan pagos con tarjeta en cualquier lugar, por lo que yo prefiero cambiar un cantidad pequeña de dinero para los lugares en los que solo se pueda pagar con efectivo o que no me den la confianza suficiente como para dejar mi tarjeta. Además, tienes que tener en cuenta que cambiar dinero supone un coste en comisiones y en el tipo de cambio que te aplican.

En este sentido, también te aconsejo que mires las condiciones de tu tarjeta de débito o de crédito. La mayoría cobran una comisión por compras en otra divisa, aunque hay ciertas excepciones. Además, en los últimos años han salido al mercado tarjetas como Bnext o N26, que eliminan estos cargos y son totalmente gratuitas. Yo he contratado esta segunda para mi road trip, ya os contaré qué tal la experiencia.

Contratar con un seguro de viaje: mejor prevenir que curar

Estar listo para cualquier contratiempo es fundamental en un road trip. Si viajas por Europa, la tarjeta sanitaria europea te asegura una sanidad gratuita en prácticamente todos los países. De hecho, en Portugal, yo fui a un hospital público y no me pusieron ningún problema. Sí que es cierto que en la página web de la Seguridad Social te advierten que en algunos Estados te pueden cobrar algún recargo. En cualquier caso, si tienes un seguro de salud privado, también puedes recurrir a ellos.

seguro-viaje-intermundial

En mi caso, a estas dos tarjetas, que llevo en mi cartera cuando viajo, sumo un seguro de viajes. Y es que además de los problemas de salud, puede haber otros contratiempos que de otra forma no tendrías cubiertos: pérdida o daños en el equipaje, retraso de vuelos o cancelaciones de última hora bajo ciertos supuestos. A ello se le une, por supuesto, la asistencia sanitaria.

Así que yo viajo con mi tarjeta sanitaria europea, con mi seguro de salud privado y con mi seguro de Intermundial, además de con un buen botiquín para evitar en la medida de lo posible tener que ir a un médico. Dice el dicho, mejor prevenir que curar, ¿no?. Pues para mí este es mi consejo fundamental para un blog trip.

Si estás pensando en contratar un seguro para viajar, te recomiendo que elijas con Intermundial. Y si lo haces a través del banner, tendrás un 20% de descuentos. Una forma de viajar en la que tus únicas preocupaciones serán pasarlo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *