Si no puedes viajar a la India, ¿por qué no hacerlo a través de su comida? Bangalore, en Madrid, te trae todas las peculiaridades de la cocina india.

comida india madrid

He de reconocer que soy bastante conservadora a la hora de comer. Me suele gustar bastante poco probar comidas nuevas y sobre todo, aquellas con ingredientes “extraños”. Pese a todo, de vez en cuando, me gusta buscar restaurantes que me hagan viajar. Por eso, inauguro una sección, A qué sabe…, para aquellos que no pueden coger un avión tanto como desearían, pero sí pueden escaparse de vez en cuando a un restaurante a conocer otra cultura.

Mi primer post va dedicado a Bangalore, un restaurante de comida india ubicado en el madrileño barrio de Salamanca. Entre sus puntos fuertes está su decoración, la original presentación de los platos y sobre todo, la adecuación del picante a los paladares españoles. No soy muy fan de la comida picante, pero eso no quita que me guste probar los guisos indios y se agradecen sitios como este, con una amplia variedad de platos para elegir el más adecuado a tu “resistencia”.

Para empezar la comida, te pondrán un pan indio al horno (parecido a una pita pero mucho más fino) con tres tipos de salsas, que varían entre un sabor dulce y otro que se acerca a la menta. Lo ideal es pedir un plato principal por persona y algún entrante (aunque las raciones son abundantes y los sabores intensos, por lo que no te excedas o volverás a casa con un taper, que tampoco es mala idea). De los entrantes te recomiendo los Cheese rolls (rollitos de queso rebozados): soy adicta al queso, por lo que no me puedo resistir a probarlo en todas sus formas.

comida india madrid
Cheese rolls.

De los principales, puedes elegir entre platos de tandoori y platos de curry. La diferencia estriba en que en el primero, la carne (pollo o cordero) o el pescado, es macerado, marinado o adobado y cocinado al horno, por lo tanto, es algo más seco.  El segundo se parece más a un guiso, con una salsa increíble en la que perderse. Sea cual sea la opción por la que optes, te recomiendo que la acompañes de un arroz: te recomiendo el Kashimiri rice, acompañado de especias, frutos secos y azafrán.

comida india madrid
Kashimiri rice.

De los platos principales, he probado tres. El Chicken tandoori (macerado en una mezcla de yogur, jengibre, ajo y especias), el Chicken mango y el Lamb Madras. Me quedo, sin lugar a dudas, con el Chicken mango: la salsa estaba exquisita.

comida india madrid
Chicken tandoori.

Si consigues llegar al postre con un hueco en el estómago, te recomiendo que pruebes uno de los platos más originales: el Kulfi, un helado de frutos secos. Mi quedé con la boca abierta cuando en vez de una bola de helado me trajeron pequeños cubos congelados. Muy ricos, pero también muy intensos. También puedes optar por algo más ligero, como el Mango Lassi, un batido de mango, o si ya no puedes más, con un té Masala.

comida india madrid
Kulfi, un helado de frutos secos.

Por último, no puedo olvidar hablar del precio. Aunque Bangalore no es un restaurante barato, tampoco es caro. Es decir, es un lugar para ir de vez en cuando a darse un capricho sin tener que quedarse después el fin de semana en casa ahorrando. Además, si vas entre semana, hay un menú del día por 14,50 euros muy abundante.

Ahora es tu turno. ¿Cuál es tu plato preferido de la comida india? ¿Me recomiendas algún otro restaurante para disfrutar de esta cocina?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *